Tatar la disfunción eréctil con bajo presupuesto

Posiblemente hace algunos años el que una persona de clase media o media baja pudiera ir a la farmacia y adquirir medicamentos para tratar la disfunción eréctil era tan costoso que era imposible. Por fortuna la tecnología ha avanzado por lo que cada día hay más y más opciones para tratar la disfunción eréctil. Desde bombas de presión hasta las complejas pastillas destinadas a modificar las reacciones químicas del organismo mismo.

Métodos físicos: bomba de vacío e implante peniano

Dentro de los métodos físicos se encuentra la bomba de vacío para el pene, la cual posiblemente es el método más económico para tratar la disfunción eréctil pues tiene un costo de entre 50 y 100 Euros dependiendo de la marca y el modelo.

La bomba de vacío tiene como objetivo atraer sangre al pene gracias a la presión negativa que crea dentro de la bomba. Esto provoca que el pene se ponga erecto debido a que la sangre es el método natural de erección del pene.

Para mantener la erección con la bomba de vacío es necesario utilizar un aro para impedir que la sangre salga del pene, por lo que muchos pacientes optan por otras opciones más cómodas.

El implante peniano se trata de un aditamento que se pone de forma quirúrgica dentro del pene, el cual consta de dos partes: la bomba y los ductos.

La bomba es una bolsita que al oprimirla va llenando los ductos de fluido, el cual hace la función de sangre en el pene, por lo que este se pone erecto.

Debido a que es un método muy invasivo generalmente se utiliza solo en pacientes con problemas muy severos de disfunción eréctil ocasionado por traumatismo físico.

Métodos químicos: Viagra y Cialis

Las pastillas para la disfunción eréctil posiblemente son el método más utilizado por personas con disfunción eréctil como tratamiento, debido a que no son invasivos, tienen muy pocos efectos secundarios, pero los efectos son muy notorios.

Las pastillas más utilizadas son el Cialis y el Viagra, y aunque el Viagra es mundialmente más conocido, el Cialis ha ganado muchísima aceptación por el público en general debido a que los efectos del ingrediente activo duran por alrededor de 3 días, mientras que con el Viagra solo dura aproximadamente unas 4 horas.

Una desventaja que los métodos químicos como las pastillas solían tener era los costos sumamente altos, pero hoy en día se cuenta con la posibilidad de comprar Cialis genérico, al igual que el Viagra.

Tanto comprar Viagra como comprar Cialis genérico es un ahorro de un gran porcentaje de diferencia del costo del original, y estos no pierden su eficacia debido a que se ofrecen de las mismas dosis que el producto original.

Lo único que es muy importante notar al comprar Cialis generico es que este se obtenga de un distribuidor confiable, ya que de otro modo se puede llegar a recibir un producto de baja calidad.

Otros métodos para tratar la disfunción eréctil

Existen muchos otros métodos para tratar la disfunción eréctil sin tener que gastar todos nuestros ahorros, por lo que se sugiere asistir con un médico para que él nos pueda ayudar a elegir la mejor opción en base al origen del problema.